Mitos y realidades de la industria Webcam

Lo primero que algunos suponen es que solo hay mujeres hermosas que posan y deslumbran con sus figuras a los visitantes de una sala de chat porno. Lo siguiente es suponer que es un oficio sencillo y que el dinero se gana fácil pero no es así. Acá te contamos, sin tapujos, la realidad del mundo del modelaje webcam.

¿Dinero fácil?

chica en estudio chat pornoAlgunas profesionales admiten que se sintieron atraídas por esa ilusión de dinero fácil y otras desearon ingresar a este mundo por curiosidad sexual.

El 90% de las jóvenes webcam afirman que ser modelos les ha ayudado a elevar su autoestima, cambiar su situación económica y mejorar la calidad de vida suya y de su familia. También a desarrollar proyectos personales como estudios y comprar casa y carro.

Sin embargo, las modelos que recién inician en el mundo webcam tienen una gran tarea por delante: competir con otras modelos. Nuevas camgirls, provenientes no solo de Colombia, sino también de Rumania, Estados Unidos y Europa, se ven obligadas a enfrentar un mercado laboral, en el que deben conquistar nuevos seguidores y ocupar el terreno de las modelos profesionales, con años de experiencia.

La ilusión de ser millonarias se desvanece de golpe cuando se dan cuenta que en su primer mes no obtuvieron la ganancias soñadas. Progresar como modelo y ser top implica grandes dosis de
esfuerzo.

Lograr el éxito requiere invertir hasta 8 horas en estudiar inglés, asistir al gimnasio, alimentarse sanamente, reparar os shows y administrar sus redes sociales para fidelizar e interactuar con sus seguidores.

Y todavía no es suficiente. El éxito también implica estar, en promedio, ocho horas conectada a la sala de chat, lo ual le puede tomar alrededor de 16 horas al día. ¿Fácil? ¡Jamás!.

¿Pornografía o arte?

Aunque muchos catalogan el modelaje en la web como pornografía, las camgirls han logrado girar la vista hacia mejores posibilidades. El arte es una de ellas.

Las modelos aprovechan el espacio con los seguidores en el chat para demostrar sus habilidades. Por ejemplo, uchas convierten sus cuerpos en esculturas, otras hacen dúos y tríos. Su cuerpo es el lienzo mediante el que ransmiten emociones y erotismo. Acá no todo es sexual y siempre se requiere de una gran inversión de creatividad y originalidad.

¿Las modelos pierden su privacidad?

Algunas modelos optan por mantener el anonimato, lo cual en muchos de los casos implica que probablemente ivirán con temor de ser reconocidas por sus seguidores como provenientes de la ciudad “X”. Otras, por el contrario, sumen su carrera con profesionalismo y orgullo, lo cual le brinda mayor libertad en sus redes sociales, con su familia y fans.

Esto genera mayor tranquilidad a la modelo y le permite abrirse a sus seguidores. Así puede compartir momentos e su vida como sus hobbies, actividades favoritas fuera de las cámaras, sus gustos y personalidad. Esto la hace más humana, cercana y apetecible para los usuarios, sin que esto signifique que ella deba suministrar toda su información íntima y personal.

Para este oficio se requiere más que una cara y cuerpo bonito que lucir en pantalla. Es un mercado laboral como cualquier otro que demanda preparación, empeño, disciplina y organización, para lograr alzarse como profesionales en su ramo. Ser reconocidas por miles de personas es solo una parte del trabajo que realizan.

¿En España este trabajo es legal?

Es considerado como “alegal” porque en el país no existe un marco jurídico y legal. Por eso, las modelos y páginas dedicadas al videochat se apegan a los recursos de la ley que el Estado les provee, tomando las normativas existentes para el teletrabajo, las ventas por Internet, el comercio electrónico, diseño de las páginas web y todo lo relacionado a las labores que sí están establecidos en los parámetros legales en España